Union Europea
X

El corazón de Archivo 2000

01/JUL/2014. Las instalaciones de la empresa, de 10.000 m2, aúnan producción, I+D, almacén y oficinas en un amplio y luminoso espacio polivalente donde trabajan 40 profesionales, junto a lo último en maquinaria especializada. Un complejo engranaje que nunca deja de funcionar.

El corazón de Archivo 2000

La historia de esta empresa, un referente en la fabricación de artículos de oficina y piezas industriales de plástico, comienza en 1975 por iniciativa de Julio Utande Jorge, un emprendedor que conocía con profundidad el sector de la papelería. Junto a otro socio decidieron fundar una compañía a la que bautizaron con el nombre de Archivo 2000, con una visión de futuro acertada pues la empresa, el año que viene, celebra su 40 aniversario.

Las instalaciones de la fábrica -que está próxima al aeropuerto de A Coruña, en el kilómetro 10 de Rutis-Vilaboa, Culleredo- se compraron mediante subasta a la que por entonces era la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de A Coruña. Pero como factoría no se puso en marcha hasta 1978, porque durante esos tres años se estuvo acondicionando, se adquirió la maquinaria necesaria para producir y se fue contratando y formando al personal. A los dos años de su constitución, la empresa pasaba a ser de un único propietario, Julio Utande.

En aquellos años había mucha demanda de archivadores especiales para usos industriales, pero lo habitual era comprarlos e importarlos desde Suecia. "Entonces mi padre pensó que si lo estaba trayendo de allí, por qué no fabricarlo aquí", apunta Lidia Utande, actual directora general de la firma. Dicho y hecho. Así nacía el que fue su primer producto y continúa siendo uno de los productos estrella de la empresa: el archivador Ardos.

En esos primeros días se dedicaron sobre todo a fabricar archivadores de lomo metálico y de lomo plástico, pero a medida que crecía la red comercial en España fueron llegando diferentes y nuevos clientes, y la empresa se dio cuenta de que una nueva sociedad demandaba cada vez más productos de papelería en plástico inyectado, una tecnología de procesamiento para la cual es necesario contar con una máquina de inyección que incluye un molde que fabrica una pieza idéntica a su cavidad interior.

A la nave comenzaron a llegar las primeras máquinas de inyección "y empezamos a hacer moldes, el primero que se hizo fue uno de bandejas", apunta Lidia. Hoy tienen 450. Poco a poco se ampliaban instalaciones e iba aumentando la inversión en maquinaria, incluyendo la de soplado, porque Archivo 2000 también realiza envases para cosmética y botellas para laboratorios farmacéuticos.

La superficie total de Archivo 2000, donde trabajan unos 40 profesionales, alcanza los 10.000 m2. De ellos hay construidos aproximadamente 2000 m2 en planta baja y otro tanto en planta alta. Abajo está la parte productiva de Archivo 2000, el proceso fabril; en la entreplanta se encuentran las oficinas; y en la parte de arriba, los almacenes. En total aproximadamente 5.000 m2 construidos, así que todavía hay mucho espacio para futuras ampliaciones.

Volver a la página anterior